20 02 2018 00:50:52 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997

prox partido vs 09 VS cls 2018 TIJUANA

A+ R A-
Héctor Hernández

Los pechos fríos: Leo Rodríguez, 'Pocho' Insúa y 'Rolfi' Montenegro

Pecho Frío.

Por Hector R. Hernández (Twitter: @realidadamerica)

Pregunta: ¿Qué es un ‘pecho frío’?

Respuesta: Es un jugador que demuestra falta de carácter y personalidad. Que no corre en la cancha ni se entrega al máximo. Se ausenta en pleno partido y no saca la cara por el equipo.

 Y aquí varias definiciones que encontré en la red:

 -“Es aquel futbolista que no siente sus colores, que no lucha por su equipo”.

 -“Se les dice así a los futbolistas que no demuestran emociones o no tienen sangre para jugar”.

 -“No deja todo en la cancha, no siente los colores, no defiende la camiseta, se mueve por el dinero”.

 -“El jugador no corre, no traspira la camiseta”.

 -“El jugador que no tiene pasión por jugar, que cumple al mínimo con el juego y no da el extra”.

 -“Es el que no ‘canta’ en la cancha, el que ‘pone banderas negras’, el que no siente al equipo en el corazón”.

 -“Es una persona muerta viviente, sin sangre en las venas, sin pasión, que hace las cosas sin ganas y sin intensidad”.

 -“Es alguien que no pone pasión en lo que hace, que no se arriesga, que no se juega, que no le pone ganas y que no siente deseos de superarse, que le da lo mismo ganar o perder”.

 -“Un pecho frio (o sin sangre) es aquel que no se la juega, que no pone empeño, que abandona, que no pone el pecho al asunto”.

 -“Asemeja a la persona que no le pone ganas a lo que hace”.

 -“Es amargo, no siente los colores, busca la plata (dinero), no arriesga”.

 -“Se borra en los momentos difíciles. Quiere hacer pausas cuando se necesita vértigo. Hacer jugadas cremosas sistemáticamente en partidos definitorios. Prodigarse en el campo sin que se note. No corre por los pases si estos no vienen al pie. Busca el lucimiento personal en deterioro del equipo. Tiene las condiciones para ser un gran jugador y ahí se queda. No se la cree. Arriesga la pelota inútilmente. Se saca la pelota de encima jugando siempre de primera, aun cuando el rival mas próximo este a 100 metros. En los partidos fáciles o contra equipos chicos se es siempre figura y en los clásicos ni la toca. Se destaca siempre en los amistosos, pero no alcanza el mismo nivel en partidos de campeonato. Hablar de más antes de los partidos y no corresponderse luego en el desarrollo del mismo. Juegan en un pequeño espacio del campo y mucho de allí no se mueven”.

Bueno, creo que ha quedado bien claro que es un jugador ‘pecho frío’ y en América ha habido muchos, y sobre todo últimamente.

Pero son tres los que se destacan: Leonardo Rodríguez que llegó en 1997 y se fue en 1998, Federico Insúa que llego e el 2007 y se fue en al 2009 y Daniel Montenegro que llegó en el 2009 e increíblemente sigue en el equipo.

Ahora te toca a ti, decidir cual de estos tres ha sido el más ‘pecho frío’ de todos.

Entra a nuestra página en Facebook, http://www.facebook.com/pages/Realidad-Americanista/129038153854724?ref=hl y busca la pregunta en la encuesta y contesta.

Tu, hermano americanista, decides siempre.

¡Arriba el América!

 

Miércoles, 17 Octubre 2012 17:55
Leer más ... 0

Lo bueno, lo malo y lo feo del América a la mitad del Apertura 2012

Lo bueno, lo malo y lo feo del América a la mitad del Apertura.

Por Héctor R. Hernández (Twitter @realidadamerica)

Luego de que ya se jugó la mitad del torneo, más la Copa MX, aquí está mi evaluación del equipo, lo destacable y lo reprobable, al momento.

Lo Bueno:

Que el equipo bien que mal se ha mantenido en zona de calificación, ha tenido uno que otro buen partido y ha marcado muchos goles, aprovechando muchas veces la debilidad de su rival. No ha desplegado un futbol brillante ni mucho menos, pero para fortuna de quien lo dirige, ha conseguido los suficientes puntos para estar en la pelea, no como debería estar tradicionalmente el club América, en los primeros lugares.

A pesar de haber tenido algunos errores como en el juego ante Jaguares, Atlas, los dos ante Veracruz, el de ida ante Correcaminos y el duelo ante Tijuana, donde en todos ellos se comió goles que le costaron en su mayoría, puntos al equipo, Hugo González ha tenido una buena participación bajo los tres postes de nuestro equipo. Ha tenido partidos muy buenos como contra Monterrey y Cruz Azul donde fue factor para que el equipo no perdiera y se ve bastante maduro y con seguridad. El problema está en como lo han inflado los medios, especialmente los porristas oficiales del equipo cuando sabemos que sí, es buen arquero, ha estado bien, pero también ha cometido errores costosos. Y no es manera de ayudarlo, porque para desgracia del arquero, hay que decir que no ha mostrado la mayor de las virtudes: la humildad, y esto queda plasmado en dos momentos diferentes, primero cuando despotricó públicamente vía Twitter sobre los porteros de la Selección Olímpica, en la que él estuvo como tercer arquero, siendo el único de ellos que no jugó ni un solo minuto en los juegos que le toco estar; luego de su tremendo error, recibió el jalón de orejas de parte de la directiva inmediatamente y tuvo que disculparse por la misma vía, seguramente, muy a su pesar. La segunda de sus habladurías fue recientemente cuando dijo que Moisés Muñoz la tiene muy difícil porque él ha estado muy bien y ha sido casi-casi la sensación del torneo. Mientras este joven portero no se ubique, va a estar difícil que llegue a las alturas de un Guillermo Ochoa por ejemplo, que tuvo tal vez los mismos errores en la cancha, pero fuero de ella, jamás le faltó el respeto a nadie ni tuvo actitudes de divo.

Otra cosa buena del América en esta primera parte del torneo han sido las actuaciones de Rubens Sambueza, Diego Reyes y Raúl Jiménez. Ya sabemos que del primero no se esperaba nada, al contrario, y ha resultado una verdadera revelación en el equipo. Su actitud y clase las ha demostrado partido a partido y le ha quedado bien en claro, algo que a otro argentino no: que para jugar en el América, bien o mal, hay una obligación: correr en la cancha y partirse el alma.

Reyes y Jiménez llegaron con su medalla de oro colgada y de inmediato trasmitieron su seguridad y actitud triunfadora a sus compañeros. Son un ejemplo como americanistas.

También ha sido de llamar la atención la aparición de Martín Zúñiga, jugador que tiene cualidades impresionantes y que con el tiempo (no mucho) tiene que ser el titular, haciendo pareja con Jiménez.

Por último, y aunque suene extraño, cabe mencionar las buenas actuaciones de Miguel Layún, que parece otro, tal vez porque tiene confianza, tal vez porque no juega mucho, tal vez porque no ha jugado como defensa donde la responsabilidad era mucha para alguien limitado futbolísticamente como él, pero su nivel de juego subió enormemente, su autoestima también y cada que participa, se rompe la madre en el terreno de juego.

Lo malo:

La Copa MX. Lamentables resultados, infame planeación. Por más que Miguel Herrera nos trate de vender la idea de que ‘así estaba planeada’, pues quién lo planeo lo hizo muy mal. Creer o pensar que un equipo sub 20 casi en su totalidad podría con la presión de jugar en lugares donde verdaderamente éramos visitantes como Veracruz y Ciudad Victoria fue el error más grande del mundo. Fue un exceso de soberbia imaginar que 7 u 8 debutantes iban a sacar adelante partidos contra rivales que tienen mucha más experiencia, que luchan en una división donde predominan las patadas y que están ávidos de triunfos porque quieren regresar a la Primera División. La pésima planeación hizo quedar en ridículo a la directiva y al entrenador, mas que a los jugadores debutantes, porque ellos hicieron lo que pudieron, lo que sus capacidades les permitieron contra esa clase de adversarios. No es lo mismo jugar contra puros jovencitos menores de 20 años, que contra un equipo que tiene en sus filas promedios de 28 o 30 años y un carro recorrido. Herrera, De Luisa, Peláez, quien haya sido, solo marcó a los jugadores, y ahora les costará retomar un lugar, a los que ya había debutado (muy pocos) o tener un sitio en el primer equipo a los que lo hicieron esa vez. De todos, uno, solo uno está hecho aparte: Martín Zúñiga.

Otra cosa mala, no mala, malísima es la mezquindad del equipo en casi todos los juegos. Es lamentable, aunque el técnico lo niegue, la manera de jugar de la Águilas. No es posible que en todos los partidos, en los segundos tiempos, el equipo se caiga. Un conjunto que está hecho para atacar, por obligación, por tradición, por necesidad, porque es el América. Es triste como los equipos le pasan por encima a nuestros jugadores en los complementos. ¿Por qué Herrera no los mantiene atacando TODO el partido? ¿Por qué? Muchas veces parecemos equipo del motón y no quien realmente somos. Lo visto en la reciente jornada contra Cruz Azul fue lamentable. Después de anotar el gol a los 18 minutos el equipo tuvo únicamente dos llegadas más, ¡en todo el juego! una de Jiménez que sacó Corona y un tiro lejano de Layún. Dos veces en 72 minutos que el aficionado americanista pudo ilusionarse con el grito de gol. En cambio, las que sacó González o los propios defesas americanistas en nuestra raya de gol fueron más. La pregunta es, jugando así ¿cómo es que esperan que la afición se emocione, se ilusione, responda?... ir al futbol no es gratis. Es un espectáculo público que cuesta dinero. Y si al menos ganaran… pero ni eso.

Fue muy mala la desagradable lesión que sufrió Efraín Juárez en el brazo y que no ha dejado que el ex mundialista en Sudáfrica 2010 se gane un puesto en el equipo, en el que antes de su lesión, había quedado a deber.

Para cerrar, algo pésimo fue lo que hizo Miguel Herrera al incluir a Juan Carlos Valenzuela en la banca de suplentes contra Cruz Azul, relegando a Erik Pimentel, esto después de que ‘El Topo’ jugara 20 minutos en la Copa contra Querétaro justo al reaparecer después de su operación y fue expulsado rápidamente. La pregunta es, ¿por qué Herrera lo incluye en la convocatoria contra Cruz Azul sin siquiera haber jugado un solo juego completo ya sea de Copa o en la Sub 20? ¿No se supone que debería darle el tiempo suficiente para retomar su ritmo antes de mandarlo al lugar privilegiado? Valenzuela es de los peores zagueros en la historia americanista y en su reaparición, fue el mismo de siempre: mediocre, torpe, atrabancado, lento, desubicado y él mismo echó a perder el trabajo del equipo con su expulsión.

Lo feo:

Dos factores destacan por sobre todo: Daniel Montenegro y Christian Benítez. Por diferentes motivos pero este par de jugadores han estado en el ojo del huracán por situaciones bastante lamentables. Cuesta trabajo entender porque es que Daniel Montenegro se mantiene en la alineación americanista. Hay un dicho que dice, “no hagas cosas buenas que parezcan malas”. Y eso en referencia a Herrera. ¿Ya se dio cuenta que el famoso ‘Rolfi’ no tiene los méritos para jugar en el equipo? ¿Porque lo mantiene? Una pena, él, su actuación, su actitud. Concretamente en el juego contra la Cruz Azul, no corrió jamás, todo el tiempo estuvo trotando, cascareando, alejado del balón, escondiéndose en las jugadas divididas. Tuvo un tiro libre y lo cobró pésimo. En plan de divo, todavía tuvo el mal gusto de enojarse cuando vio su número en el pizarrón electrónico, al momento en que Herrera por fin lo sacó y el auxiliar Baños tuvo que ir a calmarlo a la banca. Salió del terreno de juego, como juega: caminando. Parado. Una verdadera vergüenza. Y lo peor del caso es que así es casi siempre en todos los juegos. NO PUEDES MANTENER EN EL TERRENO A ALGUIÉN SOLO PORQUE TIENE (DICEN) BUEN TOQUE DE BALÓN. Porque además, de cada 50 que toca, 45 son de manera incorrecta. Jugando a su estilo, ahí, paradito, donde no le llegue un rival a incomodarlo o de tiro libre, es cuando puede tener una opción de gol. Mucho desperdició para un equipo como el América. Y resulta indignante todavía verlo portar un gafete que han usado con dignidad gente como Alfonso Portugal, Guillermo ‘Campeón’ Hernández, Mario ‘Pichojos’ Pérez, Carlos Reinoso, Antonio de la Torre, Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Gonzalo Farfán, Zaguinho, Germán Villa, Rodrigo Lara y Cuauhtémoc Blanco, nuestros últimos GRANDES capitanes.

El tema de Christian Benítez es más escabroso todavía, por mas resultados que este dando. Su actitud, dentro y fuera de la cancha, está muy lejos de ser ejemplar. Ha tenido posturas de divo que nadie había tenido jamás siendo jugador azulcrema. Benítez ha cumplido en la cancha y punto. Nada del otro mundo. Es envidioso con sus compañeros y muy personalista. Incluso, regaña a otros jugadores si no le dan la pelota. Falla al menos tres goles más por partido de los que anota y para colmo, además de haber sido desobediente en el penal contra Tijuana, cuando sabía que él no debía tirarlo y sin embargo, cual vil llanero, lo hizo y lo falló, perdiendo el equipo por su única culpa, tuvo el descaro de burlarse de su entrenador al comentar que a él le importaba poco o nada lo que Herrera piense o sienta, esto por el hecho de que Miguel se haya molestado con él porque Benítez se quitó la playera dos veces en diferentes partidos, al celebrar su gol, recibiendo automáticamente una tarjeta amarilla en ambos, sin importarle las consecuencias para el equipo. Su actitud pues, ha sido lo más feo del América en lo que va de la temporada.

Miércoles, 26 Septiembre 2012 17:43
Leer más ... 0

Una vez más Miguel Herrera se contradijo y aseguro que jamás afirmó que Christian Benítez cometió una indisciplina: "Nunca dije que era una desobediencia, una indisciplina técnica es otra cosa. Él se tiene confianza y decide patearlo", dijo el timonel.

 

El 'Piojo' habló en rueda de prensa sobre el conflicto que se señaló que existía entre el mismo y el delantero ecuatoriano.

 

El polémico entrenador apoyó a su jugador y declaró que el 'Chucho' se sintió confiado y decidió tirarlo, cuando dos días antes lo condenó. Con esto, Herrera sigue perdiendo credibilidad entre los aficionados americanistas, que si de por sí, no lo quieren mucho, pues con estos detalles, en los que sutilmente le dice estúpida a gente, porque claramente uno como aficionado vio perfectamente, primero, que Benítez NO LE QUISO SAR EL BALÓN A Sambueza, y segundo, que Herrera declaró previamente que el delantero americanista, cometió una indisciplina al negarse a que Sambueza ejecutará el famoso penal, cosa que ahora niega, culpando a prensa… como siempre.

 

"El cobrador oficial era el 'Rolfi', al no estar él, Chucho tomó el balón, se sintió listo, y lo tiró", declaro el estratega azulcrema, y con esto, todo lo que dijo dos antes se fue por el caño. El caso es que por más que él diga que ‘no hay problema entre ellos’, es un hecho, y su cara de coraje al final del partido, lo delató, que tenía ganas de medio matar a su jugador, que semana tras semana se burla de todos, (empezando por el propio entrenador quien inclusive afirmó que no habrá ninguna sanción para Benítez ya que "todos entendemos mejor con palabras y con compromiso, y tanto él como el grupo lo tienen claro") al tomar actitudes de estrella, de diva y resultando un cáncer a la vista de todos, para el América.

 

Christian Benítez aclaró que no fue un acto de indisciplina el que lo hizo tomar el balón y tirar el penal, que a la postre, erró y derivó en la derrota de su escuadra.

 

"Yo no sabía nada, como lo dice Miguel todo fue un mal entendido, yo lo dije, el Rolfi no estaba en la cancha y no había nadie más, yo dije no está el Rolfi lo voy a cobrar yo. Miguel desde la banca dice que lo cobre Sambueza, pero yo me sentía con confianza (sic)", señaló el conflictivo delantero ecuatoriano, que unos días antes dijo no importarle que su técnico se enoje porque él se quite la camiseta al anotar un gol y ser amonestado, sabiendo que así será por reglamento.

 

Cómo va a importarle, si es quién manda en América. Tristemente.

Martes, 28 Agosto 2012 17:52
Leer más ... 0

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.