20 07 2018 03:05:05 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997
A+ R A-
Mostrando artículos por etiqueta: Edson Alvraez
Martes, 07 Noviembre 2017 18:44

De Cristóbal Ortega a Edson Álvarez

de crsitobal a edson

Por: Luis Adrián S. Chapela ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla )

Hace diez años, en el 2007, tuve un gran regalo de cumpleaños, uno inesperado, que superaría prácticamente a cualquiera  de los que yo hubiera imaginado, en el jardín de la unidad de edificios donde yo vivo estaba uno de los mejores jugadores de la historia del América, el mexicano que más minutos ha disputado dentro de nuestro club: nada más ni nada menos que ¡Cristóbal Ortega!

Si, fue algo extraño el poder conocerlo, lo que pasa es que unos vecinos habían organizado una fiesta  dentro del jardín de la unidad; ese día había invitado a mis tíos y primos a celebrar mi día, cuando un vecino me habló por teléfono y me dijo que estaba Cristóbal Ortega en mi jardín ¡no lo podía creer! aunque yo no viví aquella gloriosa época de los ochenta, ya que era niño entonces, mi papá era americanista de hueso colorado y siempre me platicaba sobre los mejores jugadores que vistieron los colores amarillo y azul del club: Carlos Reinoso, Alfredo Tena, Héctor Zelada, Daniel Brailovsky y claro el “Oso” Ortega. Al enterarme de la noticia de que estuviera en mi jardín pues mi idea era ir directamente con él para saludarlo, me llevé un libro que tengo sobre el América escrito por “Panchito” Hernández: América: el mejor de la historia” para ver si lo puede autografiar, con esperanza de que lo haga y esperando no llevarme algún “chasco.”

Mi sorpresa fue mayúscula ya que no solo me trató bien a mí, no solo accedió al autógrafo, sino que se portó de lo más sencillo y carismático; en aquel entonces el América estaba encarando el Clausura 2007, teníamos un gran equipo con: Cuauhtémoc Blanco, Salvador Cabañas, Guillermo Ochoa, Claudio “Piojo” López, German Villa, Oscar Rojas, entre otros, dirigidos por “el Flaco” Luis Fernando Tena,  que como seguro muchos de ustedes, fieles aficionados, recuerdan,  llegó hasta  la final donde lamentablemente perdió frente al Pachuca, luego de un golazo de Blanco de tiro libre, que no alcanzó para terminar coronándose.

En aquel entonces se hablaba mucho del control que Manuel Lapuente,  como directivo, ejercía sobre el equipo, yo personalmente se lo pregunté y me aclaró que no estaba al tanto de ello, pero que Manolo a pesar de tratar con el debido respeto a un colega de profesión, no podía ocultar su soberbia, por lo que quizá sea cierto que él controlaba absolutamente el paso del equipo, después de ello, solo recalqué lo mucho que admiraba su trayectoria, aquello de que cuando era juvenil, era tan talentoso y técnico que cuando jugaron contra un combinado brasileño, pensaron que era de ellos y no mexicano, que como de un brillante extremo, se convirtió en el mejor medio de contención en la historia del club y uno de los mejores del futbol mexicano, él no lo presumió, solo afirmaba con la cabeza y señalaba que quería darme el autógrafo sobre una foto del pasado, cuando tenía cabello largo porque: “los rulos eran su atractivo.”

Poco después de ese chistoso comentario, me confesó que le molestaba el paso del equipo, que prácticamente cualquiera podía entrar a las fuerzas básicas, no se cuidaban a los chavos como antes (me preguntó que opinaría ahora que ya solo juegan como 3 o 4 mexicanos como titulares) también me hizo ver que siempre le gusta trabajar con Reinoso y Juan Antonio Luna, lo cual continúa a la fecha, como hemos visto en su paso con el Veracruz, sin embargo lo que si me dio tristeza fue una confesión tras preguntarle cómo le fue en el homenaje que el club le dio, junto a otros jugadores emblemáticos, en octubre del 2006, por motivo de los noventa años del club, fue triste que me recalcara que solo los vitorearon por encima, sin dejarlos tener contacto con el público, solo les dieron una placa y les pidieron que se fueran, que duro escuchar eso de un jugador que tanto le dio al club, ahora 10 años después, vimos que no fue muy diferente lo ocurrido y eso que se cumplían ¡100 años!

Ya se ha mencionado mucho sobre los errores que dueños y directiva cometieron para el centenario del club, pero lo que a mí me llama la atención es esa falta de reconocimiento con los jugadores símbolos y que se refleja en esa indiferencia con los jugadores de fuerzas básicas que ya no tienen la misma sangre de antes.

Actualmente el equipo está cerrando mal la campaña, si bien nos dieron la alegría de derrotar a los odiados rivales: Chivas, Cementeros (en dos ocasiones) y Pumas, los malos resultados y forma de juego quitan esa mística que se debe tener cuando se habla o se juega en el América, no puedo decir que el equipo ya no es candidato al título, porque en la liguilla todo puede pasar, pero si desanima que en tres partidos de liga solo se anote un gol, que se avance en la copa, solamente por la falta de puntería en los penales con el Querétaro en casa y que el equipo se vea muy limitado, cuando jugadores de clase como: Renato Ibarra y William da Silva se lesionen.

Quizá el tema de la falta de identidad y de la sangre americanista siga pasando por el apoyo a fuerzas básicas, actualmente tenemos solo dos referentes: Edson Álvarez y Diego Láinez, han demostrado gran temple pese a su corta edad, pero no se les puede tomar aun como líderes dentro del equipo, ya que aún pesa su falta de experiencia, pero si poco a poco vamos dándole oportunidades a los jóvenes podemos contagiar más al equipo del orgullo de pertenecer a un club como América, orgullo que gente como: Oribe Peralta, Pablo y Paul Aguilar, Agustín Marchesín, han demostrado y de sobra y que personajes como Cristóbal Ortega ayudaron a moldear al América como el equipo más ganador del futbol mexicano, sé que los tiempos cambian, sería muy difícil ver a 4 o más titulares de fuerzas básicas dentro del equipo , pero solo espero puedan darles apoyo para ir surgiendo, en estas épocas tampoco podrán consolidarse tanto, porque si son muy buenos como: Diego Reyes y Raúl Jiménez se van rápido a Europa, algo que en las épocas de: Tena, Trejo, Luna, el mencionado Ortega, no era ni remotamente tan viable, pero con todo y ello, me parece una buena idea retomar esos valores y ojala en homenajes posteriores se les trate con mayor respeto a todas aquellas figuras que dejaron su talento, su garra y corazón en esta institución tan grande como lo es el América.

 

Login

Register

*
*
*
*
*

* Field is required