20 07 2018 03:00:13 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997
A+ R A-

Orgulloso de mi subcampeón

  • Escrito por 
  • Martes, 17 de Diciembre de 2013 12:52
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
  • Imprimir
  • Email
  • ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(2 votos)

Por Mónica da Silva

Por más que se diga que nadie se acuerda de los segundos lugares, en todo hay sus honrosas excepciones.

Y precisamente, ‘honra’ es la palabra que se acomoda al equipo que ayer no pudo, pero luchó.

El primer partido, sobra decir que fue un duelo de porteros, pero en donde quien las tuvo las metió y eso marcó la diferencia. 

En el segundo partido, más fallas se sumaban a un dejo de derrotismo y agotamiento. León no cometió errores, fue un digno rival y campeón, que, dejando a un lado el dinero inyectado por Carlos Slim, es una muestra -para muchos equipos mediocres del futbol mexicano- de que no hay pretexto. 

La magia del ‘Piojo’ no podía durar para siempre: Hay cierta motivación que tiene un ‘rush’ especial al inicio de integrarse en nuestro ser y que es mucho más intensa al principio, lo que permite lograr más.  

Con el tiempo, la emoción se desvanece y aunque se luche y se desee tanto, la concentración y la adrenalina, no son las mismas.

Por ahí puede que esté el factor de la desconcentración y las fallas que, fuera de quienes tal cual demostraron que no tienen la calidad para estar en el equipo, tuvieron los azulcremas.

De cualquier modo, se aplaude lo que ya sabemos: un 2013 siendo campeón, superlíder y subcampeón. Me uno al orgullo azulcrema y ojalá el año siguiente América continúe en los primeros lugares y siempre buscando el campeonato, pues no hay más.

****

¿A dónde se fueron –para muchos- aquellos tiempos donde se reconocía la capacidad del rival y no pasaba nada?

¿Por qué le cuesta tanto trabajo a algunos creer que habemos aficionados que podemos reconocer superioridades, derrotas, malos momentos y equipazos con los que nos topemos?

¿Tan increíble para algunos es ver a un americanista decir ‘León, fuiste mejor, eres un súper equipo, F-E-L-I-C-I-D-A-D-E-S?

Pues aquí en La Realidad Americanista siempre lo hemos hecho así, no conocemos otra manera de ver el futbol.

Aún hay esperanza si en cada equipo, hay un padre con un hijo digiriendo las derrotas con una sonrisa y yendo al estadio, ‘no matter what’.   Mis respetos, Héctor Hernández.

****

Antes se especulaba que todopoderoso Televisa había comprado la final, como si Carlos Slim estuviera manco.   Ahora los rivales se relamen los bigotes por la derrota de Azcárraga, sin saber que para los verdaderos americanistas, dicha dinastía ya no significa nada y que más bien, Emilio se ha convertido en el villano favorito de la nación, habiendo hecho lo mismo (o algo peor) el ‘héroe’ nacional DOOOON Carlos Slim, a quien hoy alaban.

Hay un promocional de la BBC que pregunta a su gente, cuándo fue la última vez que dijeron ‘wow’.  Yo recuerdo haber dicho ‘wow’ cuando vi cine 3D por primera vez, o cuando en un programa de ciencia vi a un corazón comenzar a latir solo, tras inyectársele células madre.

Y en menor medida, creo que mi último ‘wow’ es para el rencor y la ira del antiamericanismo.

Cierto, lo alimentamos con el famoso ‘ódiame más’, pero tal vez mi sorpresa es porque siempre vi que era un ‘odio’ como de niños, como que sólo se quedaría en el ámbito deportivo, como que sólo mientras fuéramos rivales y después, tan amigos como siempre al terminar el recreo e ir por una nieve.

A pesar de estar acostumbrada, el odio desmedido que vi reflejado en redes sociales provocó mi asombro porque por igual, ricos y pobres, amantes o nulos interesados en el futbol, volcaron todos los sentimientos negativos que pudieron haber acumulado en el año y se cegaron ante lo que esto realmente es: un partido de futbol.

Es peligroso comenzar a confundir lo que algo es y lo que algo representa, porque si bien la historia del América está estereotipada con lujo y poder, hay millones de aficionados que no se relacionan con esos conceptos, aunado a mi insistencia de que los directivos y/o dueños no son los únicos hombres ambiciosos y poderosos del mundo.

Pocos saben que Carlos Slim es accionista de Televisa y que por querer comprar Univisión antes, traicioneramente él solito y sin permiso, lo vetaron del consejo y ahora no puede tomar ninguna decisión ahí, pero a fin de cuentas, lo que critican y al que alaban, son lo mismo.

Y que quede claro, a mí los líos de pantalones largos me tienen sin cuidado; prefiero disfrutar el deporte como lo que es, un espectáculo que YO ELIJO tomar como sano y como entretenimiento puro, sin filias y fobias. Hasta ahí.

Lo que sí me da tristeza es que la gente ya está tan harta de todo lo que sucede en el país que empieza a infiltrarse en lo poco –o lo único- que le daba gusto.

Twitter: @monida

Pablo Torres

www.REALIDADAMERICANISTA.com

Más en esta categoría: « No cabe la soberbia Pie derecho »

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.
Basic HTML code is allowed.

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.