21 07 2018 03:53:32 • Bienvenido a la única hemeroteca de los Cremas a las Aguilas, desde 1997
A+ R A-

¿En que momento nos volvimos de media tabla?

  • Escrito por 
  • Martes, 25 de Septiembre de 2012 12:21
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
  • Imprimir
  • Email
  • ¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

¿En que momento nos volvimos de media tabla?

Por: Mr. Jingles.

 

Cuando hablamos de futbol aquí y en otras latitudes, pensamos sin duda en equipos chicos y grandes, porque su naturaleza así lo indica. Y si le damos una repasada a cualquier liga, nos encontramos con equipos que sin grandes nominas dan la campanada en una temporada, de grandes que estrepitosamente fracasan y en cuadros que la medianía de la tabla es lo mejor que les puede pasar. ¿De que depende esto? Mi abuelo, -alguien con un gran gusto por el futbol y con quien solía pasarme mucho tiempo platicando del mismo- solía decirme, que todos los equipos son iguales, todos tienen a 11 jugadores vistiendo los mismos colores, todos saben las reglas del futbol y todos buscan ganar.

La etiqueta de chico o grande se escribe en la cancha, en pelear cada balón, en jugar para tus compañeros y  así crear juego de conjunto, en buscar anotar y por consecuente ganar. El futbol es lo más sencillo del mundo, me decía, debes buscar anotar la mayor cantidad de goles posible, muchos más que tus rivales, tienes 90 minutos y es mucho tiempo. Cuando veíamos empates a 0 o marcadores de 1-0 salía decepcionado ¿Cómo pretenden ganar un partido si anotas un gol en 3 minutos y te la pasas los otros 87 defendiéndolo? Eso no es futbol, es aberración y ganas de aburrir a todo mundo. Ese gusto exquisito no solo le dio directriz a mi manera de ver el futbol y deleitarme con el, siguiendo los principios de mi abuelo, sus lecciones, menos sus colores eso si, pues él le iba a un acérrimo rival. Esto coincidió con mi primera visita al estadio Azteca.

No recuerdo si fue contra Atlas, contra la U de G, contra correcaminos o contra Tampico Madero. Tampoco recuerdo la fecha exacta. Imposible decirles siquiera la alineación. ¿La razón principal?  Sencillo, la primera vez que fui al estadio quede maravillado con el coloso, con el ambiente, con ver en vivo un partido de futbol de un equipo que empezó a llamarme la atención por su vistoso uniforme, y poco después por la manera en que jugaba. Era 1989, y en ese tiempo ir al estadio azteca era sinónimo de espectáculo, de esperar la manufactura de los goles, de ver cuantos de ellos se lograban, de apostar con cuantos se iba a ir el rival en turno. Ir a ver al América era una emoción palpable de sentir que en cualquier momento –durante los 90 minutos que duraba- la portería contraria seria avasallada y el grito de gol inundaría el estadio, cumplía a la perfección con los conceptos de futbol inculcados por mi abuelo. Era una expectativa tremenda y era un ejercicio que adoraba hacer a lado de mi padre porque lo veía siempre emocionado y me contagiaba tal emoción, obviamente América estaba siempre en las primeras posiciones de la tabla, hablar de futbol con la familia –sobre todo con aquellos que no le iban al América- era desatar su envidia, sus comentarios con ironía y con deseos de que América ya dejara ganar a los demás. América, sin necesidad de inserciones pagadas en comerciales, sin necesidad de programas de televisión por cable con comentaristas paleros, sin necesidad de campañas publicitarias que enarbolaran al equipo, sin la parafernalia de mercadotecnia, sin necesidad de carnets exclusivos para la afición, era un contendiente natural al titulo, por el simple hecho de practicar un futbol tan vistoso que era reconocido y atemorizaba.

Hoy desgraciadamente no nos queda mucho de eso. El buen futbol esta a cuenta gotas en Coapa, no somos capaces de ligar 3 victorias seguidas y pareciera que cada partido tiene un equipo diferente. Me cuesta mucho trabajo creer que de verdad alguien tenga la desfachatez de decir que el partido contra Cruz Azul fue un partidazo o que dieron todo en la cancha. O que la eliminación de la copa contra Querétaro haya sido culpa de los árbitros, me da nauseas y de verdad quiero bajar a gritarle de todo a Herrera cuando cae un gol a favor y echa al equipo hacia atrás, defendiendo con uñas y dientes un gol, cuando van 20 0 30 minutos del primer tiempo carajo, cuando es evidente que falta mas de la mitad del partido y sobre todo porque regalas la iniciativa al rival para que te ataque. Y cuando sabes que por muy malo que sea el rival, si le das oportunidad de 20 jugadas, una al menos va ser gol. Conste que no es solo Herrera, nombre usted al técnico que guste y vera que han seguido esa temática pero como guion de película, y si a eso le sumamos jugadores de la calaña del Rolfi Montenegro, podemos darnos cuenta del porque bajamos tanto en la tabla.

Si en este momento fuera la liguilla, nos tocaría jugar otra vez contra cruz azul, imagínense el mismo partido que vimos el sábado multiplicado por 2. ¡Madre mía! Un somnífero de ese calibre durante 180 minutos, haciendo como que quieren anotar pero dejándolo solo en buenas intenciones, cruzando los dedos para que no anoten y esperando que todas las jugadas sean como la que fallo Castro frente a la portería de Hugo González. Igualito que el sábado,  de visita, especulando, echando al equipo atrás al anotar, cediendo la iniciativa, y buscar que no anoten, en lugar de buscarlas todas y anotar la mayor cantidad de goles posible; y  esperando dar lo mejorcito en el Azteca, rogando que Montenegro nos regale un poco de su talento y que Benítez no ande peleado ni con el balón, ni con sus compañeros y crea que el solo va anotar así tire desde la media cancha. O de perdida que se empate, al cabo que la mejor posición en la tabla nos da el pase ¿Se imaginan este esquema cuando anuncian que un Real Madrid – Barcelona se va jugar hasta 5 veces?

No es menor la molestia por la eliminación de la copa. No fue ese último partido contra Querétaro, no fue ese gol que no pudieron anotar en esos 90 minutos. Fueron los otros partidos cuyos descuidos y yerros cobraron una factura carísima. Volviendo a los preceptos de mi abuelo, porque el equipo no lo entendió que eran 11 vs 11 en igualdad de condiciones y porque se olvido de hacer lo más importante, anotar para ganar.

No sé que podemos esperar de un equipo que una semana nos enamora y a la siguiente nos engaña de la manera mas vil, no sé que esperar (o mejor dicho que esperan) para sacar a Rolfi, cuando para recibir o mandarle un pase, hay que estar como a 30 centímetros, y es obvio que marca diferencia -pero a la inversa-  y cuando se le mima tanto a un jugador como Benítez, del que nos hace recordar y extrañar a un jugadorazo de la talla de Chava Cabañas, el tipo era un fenómeno y el si cambiaba las cosas del partido en un abrir y cerrar de ojos. Y más en juegos contra los cementeros.

Me encantaría que los conceptos futbolísticos  de mi abuelo se repitieran en este equipo, me encantaría ver ese espíritu de los 80s en el actual, me encantaría que Rolfi terminara un partido con la camiseta empapada de sudor porque al fin corrió por todo el campo y repartiendo juego, me encantaría que Benítez recordara que importa mas el escudo al frente del uniforme que el numero con su apellido en la espalda, me encantaría que dejen de pensar en ganar partidos con un gol a favor. Pero sobre todo me encantaría que por favor alguien le quite protagonismo a Herrera frente a los micrófonos de la prensa, porque luego dice cada cosa…

Modificado por última vez en Martes, 25 Septiembre 2012 12:24
Pablo Torres

www.REALIDADAMERICANISTA.com

Deja un comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.
Basic HTML code is allowed.

Login

Register

*
*
*
*
*

Fields marked with an asterisk (*) are required.